12 de enero de 2018 EN LAS NUBES

Carlos Ravelo Galindo, afirma:


12 de enero de 2018 	                                                                                                                  EN LAS NUBES

Periodismo

Enero 12, 2018 21:48 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo, afirma: › Portal Mexiquense.com.mx

1,484 vistas

A propósito, me envían un pensamiento de Oscar Wilde que doy a conocer y que abrevia el entusiasmo:
’Los jóvenes, hombres y mujeres, quieren ser fieles y no lo consiguen. Los viejos quieren ser infieles y nunca lo logran’.
Sería preámbulo de una moraleja
Durante el reinado del rey Salomón, había un joven apuesto y exitoso que era buscado por todas las jovencitas del reino. Consciente de sus ventajas se aprovechaba de las chicas y les prometía a cada una de ellas el mundo entero. Y, claro, matrimonio. Si bien la mayoría de las mujeres sabían que no podía confiar en él, dos mujeres jóvenes tomaron sus palabras en serio y anunciaron a su familia que se iban a casar con el hombre más exitoso y bello del reino.
Los rumores sobre el matrimonio se extendieron y las dos madres de las jóvenes que escucharon que alguien más se casaría con el hombre tan deseado, comenzaron a discutir sobre el destino y el futuro de sus hijas.
Después de no resolver la disputa, las dos madres decidieron ir al rey Salomón, el hombre más sabio, y pedirle que decidiera cuál de sus hijas se casaría con el joven.
Llevaron al joven a la corte e hicieron sus reclamos al sabio rey. Salomón los escuchó con paciencia, y cuando terminaron, ordenó: "tráiganme la espada más grande del palacio. Partiré al hombre en dos, y cada mujer recibirá la mitad de él". La primera madre se mostró bastante indiferente y dijo: "tráiganle la espada". La otra madre, que se sorprendió por la orden, gritó: Su majestad, elimine la orden. No casaré a mi hija con el joven, ¡pero no derrame su sangre!" El Rey Salomón miró a las dos mujeres con una gran sonrisa y dictó sentencia: "¡la hija de la primera madre se casará con el joven!" El indefinido secretario de la corte se volvió hacia Salomón y le preguntó: "mi sabio rey, ¿no está confundido? ¡La primera madre estaba dispuesta a partir a ese joven en dos!" "¡Muy cierto!" Respondió el rey Salomón "¡Esto prueba que ella es digna de ser su verdadera suegra!
Y volvemos con otra moraleja: Un muchacho de unos 25 años que miraba desde la ventana del tren gritaba sin parar... "¡Papá, mira! ¡Los árboles se mueven y se alejan!".
El padre sonrió y una joven pareja sentada cerca, miró el comportamiento infantil del joven, con lástima, que de repente exclamó de nuevo... "¡Papá, mira las nubes, corren con nosotros!" La pareja no pudo resistirse y sugirió al padre: "¿Por qué no llevas a tu hijo a un buen doctor? Su comportamiento infantil indica que tiene algún problema" El padre sonrió y les dijo: "lo hice, y recién venimos del hospital. Mi hijo estaba ciego de nacimiento y hoy es el primer día de su vida que puede ver". Sería recomendable a muchos, políticos o no. Siguen ciegos, pero ricos. Acabamos de leer, una vez más, otra historia que anima a no dejarse llevar por los prejuicios, ya que cada persona es un mundo. craveloygalindo@gmail.com

Ver más