Tras la puerta del poder

Cancelación del AICM, ¿oportunidad o desastre?

Roberto Vizcaíno

Cancelación del AICM, ¿oportunidad o desastre?

Periodismo

Octubre 30, 2018 23:32 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Roberto Vizcaíno › guerrerohabla.com

5,356 vistas

Hace mucho, ¿decenios quizá?, que no se confrontaban dos visiones de país como ocurre hoy con la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La obra impulsada por el presidente saliente Enrique Peña Nieto, sin duda la más importante del último decenio en América Latina.

Una construcción considerada por muchas institucionales y personajes nacionales e internacionales como el mayor detonador de desarrollo que haya tenido México nunca antes.

Sin embargo, para otros, cercanos o no a, Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo, como para él mismo, esta obra representa el mayor daño no sólo ambiental de México, sino el más grande absurdo de diseño por ser edificado sobre una zona lacustre que tenderá a devorarlo como algo que cayera a un enorme pantano.

Así, para AMLO y su equipo, y sus seguidores, y otros, parar, cancelar su construcción era además un reclamo contra la corrupción y el dispendio, y una amenaza para el erario nacional a pesar de que siempre se dijo que su construcción era autofinanciable.

Ayer, como es del conocimiento de todos, Andrés Manuel López Obrador anunció su cancelación.

Con ello puso fin a un largo y agudo debate que polarizó amplios sectores nacionales y extranjeros.

Hoy quedan las advertencias y proyecciones del costo económico, financiero, social, político y de desarrollo que tendrá esa decisión. Eso se verá de hoy a los siguientes años, decenios quizá.

También cuentan los pronósticos que hacen López Obrador y los suyos respecto a los supuestos beneficios que traerá esta cancelación.

La divergencia total, pues, de puntos de vista y de predicciones sobre un mismo hecho.

Los pobres que seguirán siéndolo

Antes y después de que AMLO hiciera pública su decisión de cancelar el NAICM unos y otros de ambos lados, hablaron de pérdidas multimillonarias y beneficios tanto por parar la obra como por continuarla.

Pero casi nadie se refirió al efecto devastador que tendrá esa cancelación en el futuro de al menos unos 5 millones de mexicanos que viven en 9 municipios mexiquenses periféricos a la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco.

Uno de los objetivos de la construcción del NAICM era impactar en esa población integrada esencialmente por migrantes de otras zonas del país y que viven en condiciones de pobreza y de violencia y degradación extremos.

Esos municipios del oriente de la Ciudad de México están formados por asentamientos irregulares que viven en una degradación casi absoluta.

Con el NAICM se esperaba impactar a esos 5 millones de mexicanos para no sólo proporcionarles oportunidad de empleo y desarrollo por la vía del comercio y los servicios, acceso a estudios y servicios, sino mediante la instalación de escuelas y centros de educación superior.

Hay quienes, como el ingeniero Carlos Slim, pensaban que el efecto del aeropuerto podría en pocos años no sólo llevar a esas masas a niveles de clase media, sino a crear y vivir en una de las zonas de más alto desarrollo en México.

Esa perspectiva terminó. AMLO la anuló con su decisión de llevar ahora el centro de los servicios aéreos a la base militar de Santa Lucía, en Zumpango, localizado a un lado de Tizayuca, Hidalgo, a unos 60 kilómetros de la Ciudad de México.

Los pobres más pobres de México, continuarán siéndolo.

Bájenle a sus lamentos, pide Monreal a empresarios

Al anuncio de la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto hecho por López Obrador, vinieron una serie de lastimeros y amenazantes pronunciamientos de los integrantes de las cúpulas empresariales y financieras.

Todos ellos hablaron de los males que esa decisión traerá para el desarrollo y crecimiento del país, como para el buen cumplimiento de las promesas y programas del nuevo gobierno.

Como en otras ocasiones, quien salió a defender la decisión de López Obrador, fue el zacatecano Ricardo Monreal quien, en su calidad de presidente de la Junta de Coordinación Política y líder de la mayoría de Morena en el Senado, les pidió bajarle a sus pronunciamientos.

’Yo llamaría a la calma, a la prudencia, a la sensatez de los grupos económicos, de los grupos de empresarios; porque en ocasiones con sus comentarios y excesos, es como ponen nerviosos a los mercados’.

Como eco, también salió a la defensa el presidente del Senado Martí Batres, quien desechó un rompimiento del presidente electo con la clase empresarial y financiera internacional y de México.

’No… hay buenas relaciones (de López Obrador) con los empresarios.

’De hecho, yo estuve en la reunión que se hizo sobre el programa Jóvenes construyendo el Futuro presentado por el presidente electo hace más o menos un mes, y ahí estuvieron todas las cámaras empresariales.

’Hay una buena relación del próximo gobierno con los empresarios y esa relación va a seguir. Si no se invierte por parte de los empresarios en Texcoco, pues se invertirá en Santa Lucía, en Toluca y en el propio aeropuerto actual de la Ciudad de México, Benito Juárez…

’Es decir, la relación con los empresarios va a continuar y va a seguir siendo fructífera’, pronosticó.

Gustavo Carvajal, homenaje internacional

El veracruzano Gustavo Carvajal, ex presidente del PRI, senador y diputado federal en varias ocasiones, permanente aspirante a la gubernatura de su estado hubiera cumplido ayer 78 años.

Por ello integrantes de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe, la Copppal, le rindieron un homenaje póstumo en el que reconocieron su acierto por haber creado esta organización que logró integrar los esfuerzos y las visiones de decenas de líderes políticos del Continente.

Gustavo fue un político que dedicó parte importante de su esfuerzo para mediar entre partes en conflicto a lo largo de América Latina, especialmente en el conflicto armado de las Farc y los gobiernos de Colombia.

En esa tarea, como un gran conciliador, hombre de diálogo, vislumbró una América Latina más libre, justa, unida, solidaria, democrática y en paz.

Carvajal Moreno creyó siempre en la grandeza de México, y luchó por aquellas causas que hoy nos permitieran tener un mejor país.

Como maestro universitario, dejó huella. Siempre impulsó a los jóvenes tanto en las aulas como en las tareas de partido o dentro del Gobierno, para que, desde esos espacios de poder, contribuyeran a tener un México más próspero, justo e igualitario, misma filosofía que aplicaba en sus diferentes responsabilidades en la administración pública federal, afirmaron los integrantes de la Copppal.

A casi dos años de su partida, México lo extraña, indicaron.

Sin duda, señalaron, le hace falta al PRI en este momento en que la derrota disminuyó sustancialmente su presencia en la vida del país.

Carvajal Moreno estableció una relación que impulsó la democracia en Latinoamérica al lado de personajes como: José Francisco Peña Gómez del Partido Revolucionario Dominicano; Omar Torrijos del Partido Revolucionario Democrático de Panamá; Anselmo Sule Candia del Partido Radical Social Demócrata de Chile; Víctor Paz Estenssoro del Movimiento Nacionalista Revolucionario de Bolivia; Oscar Alende del Partido Intransigente de Argentina.

O de: Antonio Cafiero del Partido Justicialista; Daniel Oduber del Partido Liberación Nacional de Costa Rica; Gilberto ’Betico’ Croes del Movimiento Electoral del Pueblo de Aruba; Michael Manley del People´s National Party de Jamaica; Guillermo Manuel Ungo del Movimiento Nacional Revolucionario de El Salvador; el comandante Tomás Borge del Frente Sandinista de Liberación Nacional; y Rubén Berrios del Partido Independentista de Puerto Rico

Carvajal, un político de una época en extinción.

rvizcainoa@gmail.com
www.endirecto.com.mx
@_RVizcaino
facebook.com/rvizcainoa

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor