Carlos Ravelo Galindo | guerrerohabla.com

En las nubes

El Arquitecto De Dios

Carlos Ravelo Galindo

El Arquitecto De Dios

9,526 vistas

Noviembre 20, 2019 18:07 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › guerrerohabla.com

Pero antes, espléndida noticia que nos brinda don José Luis Uribe, presidente del Club Primera Plana.
’En trabajo coordinado entre Comunicadores Unidos A.C. de Tamaulipas y el Club Primera Plana de la ciudad de México para la edición de libros de periodistas y comunicadores, dio sus primeros frutos: la edición de dos libros:
’El Manual de Periodismo’, del escritor Mario Luis Altúzar Suárez, y ’La imagen sexenal de México en el mundo’, del maestro José Antonio Aspiros Villagómez.
Ambos periodistas son personajes del respetado y respetable CPP.
Mario Díaz, presidente de la agrupación tamaulipeca, y el licenciado en periodismo José Luis Uribe Ortega, dirigente del CPP, aterrizaron un programa de trabajo en apoyo a los socios, que por diversas razones se suspendió desde 1995.
Altúzar Suárez, presentará su obra literaria la tarde del miércoles 27 de noviembre en las instalaciones de la Asociación Nacional de Locutores de México A.C.
El día siguiente, el jueves 28, a las 14 horas, en la sesión-comida del Club Primera Plana, culminada la primera fase, Comunicadores Unidos A.C. y el Club Primera Plana programarán la siguiente edición de obras literarias.
Volvemos a otro constructor. Antoni Gaudí, llamado el ’arquitecto de Dios’
Es extremadamente raro que una persona revolucione un género artístico completo y haga que todos admiren su arte y su inmenso talento.
En la arquitectura moderna, ese talento raro perteneció a Antoni Gaudí (1852-1926), un arquitecto español que creó edificios como si fueran esculturas que imitaban la naturaleza y se dice que estuvo un siglo adelantado a su tiempo.
Gaudí nunca estuvo casado y no tuvo hijos, dedicó su vida por completo a su arte.
Esta dedicación absoluta y completa lo convirtió en un hombre consumido por su trabajo, especialmente después de que varios miembros de su familia, amigos y los colaboradores murieron de 1910 a 1916.

La Sagrada Familia hoy en día
A partir de ese momento, Gaudí dedicó toda su vida a la Sagrada Familia, tanto que incluso abandonó su hogar en el Parque Güell y comenzó a vivir en el sitio de construcción de la iglesia hasta su trágica muerte.
El asombroso arquitecto falleció a la edad de 73 años y esta´enterrado en la cripta de la inacabada Sagrada Familia.
En el momento de su muerte, 7 de junio de 1926, solo el 25 por ciento de la Sagrada Familia estaba completa.
Aunque el genial escultor falleció hace casi un siglo, su mayor obra maestra aún está incompleta.
Hasta el día de hoy, cientos de arquitectos, ingenieros y constructores trabajan arduamente para terminar la gran creación final de Gaudí, la iglesia más alta del planeta, la Sagrada Familia. En Barcelona.
Con ayuda de doña Jessica Quiñonez y de Todo-Mail las acompañamos, contra nuestra costumbre, de fotografías.


Una de las pocas fotografías de Antoni Gaudí (1878)
Las obras de Gaudí se caracterizan por un estilo único que solo puede describirse como vivo. Profundamente arraigada en la naturaleza, casi todas las estructuras concebidas por el arquitecto se asemejan a una hermosa montaña, un bosque, un jardín de flores, un animal feroz o una mezcla de todos al mismo tiempo en lugar de un edificio ordinario.
Claramente, el arquitecto estaba asombrado de la naturaleza, y este amor y admiración por todo lo vivo comenzó desde una edad temprana.
Gaudí nació en un pueblo de Cataluña y con frecuencia realizaba excursiones de senderismo en el área, así como en la región adyacente en el sur Francia, a pesar de sufrir dolor crónico en las articulaciones y reumatismo desde una edad temprana.
El joven Gaudí fue uno de los 5 hijos de la familia del calderero Francesc Gaudí i Serra y Antònia Cornet i Bertran.
Exhibió talento artístico desde temprana edad, Gaudí persiguió el llamado de convertirse en arquitecto en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, de la que se graduó en 1878.
El arquitecto comenzó a partir de proyectos más pequeños, como las farolas de la Placa Reial en Barcelona, pero después consiguió su primera comisión importante, Casa Vincens, y notado en la Feria Mundial de París en 1878, su carrera se disparó.
Durante la Feria Mundial de París, Gaudí conoció al industrial Eusebi Güell, quien quedó impresionado por el talento del joven arquitecto y, en última instancia, se convertiría en el amigo y mecenas de toda la vida de Gaudí.
Inmediatamente, Gaudí comenzó a trabajar en una serie de proyectos para el empresario, particularmente el Palau Güell, y más tarde en el Park Güell visto en las fotos de arriba y abajo.
En este punto de su carrera, Gaudí todavía estaba muy inspirado por motivos orientalistas y neogóticos, pero esto pronto cambiaría.
Estas y otras propiedades de lujo que construyó a fines de la década de 1870 lo hicieron famoso en Barcelona.
En 1883, Gaudí recibió el encargo de completar una iglesia en Barcelona, la famosa Sagrada Familia.
Sin embargo, en lugar de simplemente completar el proyecto, Gaudí desechó los planes anteriores y decidió comenzar el proyecto desde cero.
Mientras tanto, el arquitecto continuó numerosos proyectos simultáneamente, tanto en el extranjero como en España.
Su estilo evolucionó lentamente del victoriano y modernista a un enfoque más naturalista de la arquitectura, que se convertiría en su estilo característico.
Probablemente el mejor ejemplo de este cambio son las icónicas Casa Batlló y Casa Milà en Barcelona.
Lenta la vida de Gaudí se consumió cada vez más por la idea de construir la iglesia más grande del planeta y se volvió cada vez más piadoso.
Finalmente, abandonó casi todos sus otros proyectos y se concentró por completo en la Sagrada Familia, que se convertiría en su obra final y principal, su obra maestra.
Pronto se hizo evidente para Gaudí que los planes que tenía para la iglesia eran demasiado grandiosos para que los completara, por lo que creó modelos de yeso extremadamente detallados del interior y el exterior de la iglesia.
Son la principal fuente y referencia para los arquitectos que trabajan en el Sagrada Familia hasta el día de hoy.
El día de hoy, la construcción continúa, y con ello el legado del genio arquitecto, que desde entonces, obtuvo el merecido nombre de "El arquitecto de Dios".

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor