Autoestima de un gran filósofo - EN LAS NUBES - Álvaro Obregón - portalmexiquense.com.mx

Carlos Ravelo Galindo | Club Primera Plana

EN LAS NUBES

Autoestima de un gran filósofo

Carlos Ravelo Galindo

Autoestima de un gran filósofo

5,486 vistas

Mayo 31, 2021 22:24 hrs.
Cultura Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › Club Primera Plana

Siguen los ladridos. Seguimos por buen camino, diríamos hoy, sin lugar a equivocarnos.
Lo escuchamos cuando el interfecto desayunaba, fresco y de muy buen humor, una mojarra frita, en la presa La Angostura, en el sureste.
Y nos lo pone enfrente otro literato chiapaneco. Economista, periodista. Y generoso con sus amigos.
Como regalo a los Fernando que se festejan hoy.
Sí es don Virgilio Arias Ramírez vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística y Secretario General del Club Primer Plana.
Y un politécnico que no se olvida del difunto Ramón Durón Ruiz, autor del filósofo de Güémez.
Y con su habitual honradez nos instruye:
Buen día amigos espero les guste las ideas del filósofo de Güémez, que nos envía nuestra amiga Gaby Tuexi desde Ciudad Victoria, Tamaulipas.
A quien, sin conocerla, también agradecemos
Lo de la autoestima nos recuerda que los cuatros sueños más grandes del hombre son:
1 ’Tener las novias que… Su esposa cree que tiene’;
2 ’Tener el dinero que… Sus amigos creen que tiene’;
3 ’Ser tan bueno en el sexo como… él dice que es’, Y
4 ’Ser tan guapo como… su mamá cree que es’.
El viejo Filósofo de Güémez, se declara abiertamente agradecido con los cientos de bendiciones que Dios le provee amorosamente: la salud, la familia, el techo, la comida, el trabajo, la educación, la amistad, el sueño reparador, emanar vibraciones de paz, etcétera.
A los regalos anteriores se suma uno más, el de una joven que por donde pasa captura la mirada de todos, modesta mujer con una presencia que, como imán, atrapa a los transeúntes.
Es una jovencita –de unos 20 años de edad– su madre fue violada y producto de la violación nació ella; diariamente viste la misma ropa y calza unas sencillas patas de gallo, debajo de su recortada blusa sale a relucir una enorme llanta que rodea su cintura y abajo de esa llanta, sale otra todavía más voluminosa.
En sus piernas y brazos se refleja una celulitis enorme, su pelo desteñido, con unos 10 centímetros de raíz negra, para continuar con un güero modesto, su rostro no es bello; es decir la joven en comento, no cumple mínimamente con los estándares de los concursos de belleza promovidos por la TV.
¡Ah!, pero eso sí, es poseedora de una suave cadencia al caminar que la hacen dueña de la banqueta por donde transita.
¿Qué tiene esta jovencita que la hace que a pesar de su mínima belleza física, sea espectacular?
Pues muy sencillo, es poseedora de una elevada autoestima –que ya quisieran muchas de las bellezas del medio artístico– que la convierte en una mujer espectacular.
’Todos tenemos días difíciles, cuántas veces el panorama es desalentador, pero de pronto encontramos la solución a nuestro problema, porque tenemos renovadas actitudes.
La autoestima es mucho más importante que la inteligencia, la educación, el talento o la suerte. Es la elección más trascendente que tomamos al construir nuestra vida, porque impacta en todo lo que hacemos.’
Cada nuevo amanecer, una elevada autoestima es el punto de partida del éxito y la felicidad, puedes cambiar tu vida si modificas tus actitudes, que no son otra cosa que un punto de vista mental, son pensamientos y sentimientos que suceden en tu interior.
Aquellos que gozan de una alta autoestima tienen actitudes positivas, siempre esperan lo mejor; mientras que los que tienen una autoestima baja esperan lo peor; lo increíble es que, en ambos casos, las expectativas se cumplen.
Una autoestima hasta el cielo te reencuentra con la esencia de la vida: la salud, el amor y la felicidad; te lleva a ver la vida desde un punto de vista más positivo, elimina la angustia y la depresión, aumentando el tono de ánimo; te hace más creativo, facilita la comunicación.
Tener una encumbrada autoestima te lleva a gozar del amor, a no sufrir de abandono y soledad; te transporta a disfrutar la vida y reencontrarte contigo mismo; propicia cambios positivos en el organismo.
Existen pruebas del valor terapéutico de gozar de una elevada autoestima: reducción del estrés, tolerancia al dolor, mejorada capacidad para afrontar las enfermedades, percepción subjetiva de mejor salud, aumento del tono de ánimo, espíritu creativo, mejor imaginación, disminución de las preocupaciones, etcétera.
’Una elevada autoestima, genera un estado de ánimo tan poderoso que es capaz de trasformar lo simple en extraordinario. En la vida nos pueden robar muchas cosas, menos nuestro ser, la valía interior; cuando la autoestima esté por las nubes, alimentada por la más rica actitud mental positiva, nada nos detendrá, esta vida es para los que creen en sí mismos: si no nos aprobamos nosotros mismos, ¿quién nos va a aprobar?
Si no nos interesamos por lo que hacemos, ¿a quién habrá de interesarle?
Si no confiamos en nuestras propias decisiones, ¿quién habrá de confiar en ellas? Si persistimos en vivir en el ayer, ¿cómo no habremos de temer al mañana?’
Ni una palabra más, concluimos nosotros.
Y salud a la una por don Fer.
craveloygalindo@gmail.com


Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor