Columna La opinión


Columna La opinión
Periodismo
Febrero 20, 2024 20:16 hrs.
Periodismo ›
Luciano Tapia › Portal Mexiquense.com.mx

1,027 vistas

Por Julio Tapia


México, es un país en el que se profesa la religión católica, por la mayoría de sus habitantes y los candidatos para ocupar la silla presidencial lo saben, a pesar de que ellos, sean o no católicos, lo cierto es, que estos, deben enviar señales de ser amigos fieles de su santidad y de la iglesia, pues deberán captar a como dé lugar el mayor número de electores, y con ello, el privilegio de ocupar la silla presidencial, cueste lo que cueste, y es que la relación con el papa, se traduce en votos, además del poder directo e indirecto que ejerce la iglesia hacia sus seguidores y de la convocatoria que tienen las autoridades eclesiásticas en los círculos de la sociedad, más que ningún otro activista social, pues tienen el poder directo de relacionarse con cualquier personaje de la vida pública, para orientar y redimir a sus fieles por el buen camino y realizar los sacramentos de la iglesia, personajes que van desde narcos, empresarios, políticos, artistas, deportistas, comerciantes, empresarios, volviéndose incluso, artífices de movimientos sociales importantes, como fuera el caso del Obispo Samuel Ruiz, quien fue mediador y constructor de la paz, al levantamiento del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, EZLN, en el estado de Chiapas, conflicto armado que inicio el 1 de enero de 1994 como protesta a la globalización y a la entrada en vigor del TLC, firmado por México, Estados Unidos y Canadá, entre otros problemas la pobreza extrema de los indígenas en esta región del país, tema que es una herida abierta en el sentir de nuestros pueblos indígenas, pues a la fecha padecen los mismos problemas, el caso es que hoy día, más son los políticos que solicitan el amparo de la iglesia, para ganar el respaldo de sus fieles, a la par de que estos también protagonizan cierta actividad, ante la ineficiencia de las autoridades para mantener la paz y seguridad social, como el tema de seguridad pública, que se vive en varios estado de la república mexicana, particular es el caso de Guerrero donde las autoridades religiosas, buscan desesperadamente la estabilidad social, realizando pactos con el crimen organizado, para que estos respeten sus vidas y patrimonio, sin embargo, también son amenazados de muerte y deciden renunciar a sus promesas, ojala las autoridades hicieran lo mismo dada la poca o nula importancia en el tema.

Soy Julio Tapia y me puedes seguir en Facebook, Despacho Jurídico Tapia García y Asociados.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Columna La opinión

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.