Columna La Opinión


Morena cedió ante seguridad y corrupción, lo que sí, pone en riesgo la democracia y la estabilidad

Columna La Opinión
Periodismo
Mayo 20, 2024 18:54 hrs.
Periodismo ›
Luciano Tapia › Portal Mexiquense.com.mx

3,898 vistas

Ayer, millones de personas se dieron cita en un zócalo abarrotado, y en más de cien ciudades del país, para defender la democracia, un acto sin antecedente alguno, previo a cualquier otra elección, más que evidenciar el descontento, hacia un gobierno que prometió un cambio, pues no se debe olvidar que Morena gobierna en 22, estados, es decir, el 68.75 por ciento de los Estados en el país, sin embargo, en la mayoría de ellos, se vive incertidumbre, porque la delincuencia organizada, le gano terreno a Morena, a las instituciones, así como a los tres niveles de gobierno, tema que no fue de interés en su agenda nacional, pese a los reclamos que día a día, se evidenciaron a través de los medios de comunicación, a los que López Obrador, los minimizo, al llamarles chayoteros, cuestionándoles como traidores a la patria, atacando y ofendiendo a sus retractores, lo cierto es que nunca lo hizo con bases; y es obvio que no le importo, ni le intereso, pues con y sin guardia nacional, México, no se transformó, por el contrario, hay una verdadera crisis en materia de seguridad, lo cierto es que en una política símil, puede terminar en un estado fallido, pues cedió un tema de interés nacional en la agenda política, a un asunto de seguridad nacional, lo que sí, pone en riesgo la democracia y la estabilidad política de México, mas por el hecho de que el próximo 2 de junio, se define que partido gobernara, no obstante, la delincuencia exigirá al gobierno que se mantenga en el poder para cogobernar, a cambio de poder, tema que se vuelve de interés, porque no hay político, sea de cualquier partido, que termine seducido ante las garras de la corrupción y la delincuencia, habría una lista interminable, como un Javier Duarte de Ochoa, Tomas Jesús Yarrington Ruvalcaba, Roberto Sandoval Castañeda, Cesar Duarte Jaquez, entre otros personajes como Rene Bejarano, Julio Cesar Godoy Toscano, con el gobierno actual aparecen nombres como el de Rocío Nahle, Andrés Manuel, Gonzalo y José Ramón López Beltrán, Amilcar Olan, Ignacio Ovalle, Javier May, Erasmo González, Manuel Bartlett, Andrea Chávez, y toda una pléyade de integrantes de la llamada 4T aparecen asociados o directamente señalados en escándalos documentados de corrupción, ineficacia en su gestiones públicas, tráfico de influencias, amiguismos y nepotismos con los que la nueva clase gobernante dista mucho de acercarse al repetido y cada vez más desgastado discurso de Andrés Manuel López Obrador sobre ’no mentir, no robar y no engañar’. Varios de ellos encajan perfectamente en conductas totalmente contrarias a la demagógica máxima lopezobradorista. Pero ayer en el debate se sumo el nombre de Mario Delgado, líder nacional de Morena, pues Xochitl, Gálvez, lo acuso de Huachicol, incluso citar que ya está siendo investigado por autoridades del gobierno estadunidense, y arremeter contra Morena como un narco partido, y es que dicen, que cuando el rio suena es que algo lleva.

Soy Julio Tapia y me puedes seguir en Despacho Jurídico Tapia y Asociados

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Columna La Opinión

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.