De Américo a Cabeza - PALACIO - Álvaro Obregón - portalmexiquense.com.mx

Mario Díaz | Club Primera Plana

PALACIO

De Américo a Cabeza

Mario Díaz

De Américo a Cabeza

6,594 vistas

Marzo 08, 2021 21:52 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Mario Díaz › Club Primera Plana

Existe un parteaguas político en Tamaulipas
Los problemas comenzaron con el salinato
Mucho qué decir de los últimos 5 sexenios

PODRÍA decirse que la historia política de Tamaulipas registra un parteaguas respecto a la forma de ejercer el gobierno de cada mandatario estatal desde 1987 a la fecha.

En efecto, a partir del salinato, el neoliberalismo y la tecnocracia, la entidad federativa ubicada en la esquina noreste de la república mexicana ha sufrido una metamorfosis que, desafortunadamente, es altamente negativa.

Dos gobernantes encarcelados, uno más que amasó cuantiosa fortuna y se creyó un seductor de féminas, otro que lo identificó el esoterismo y su debilidad por jovencitas mucho muy jovencitas, y el actual, que enfrenta un juicio de desafuero en la Cámara de Diputados ante la presunción de delitos del orden federal es el saldo político nada alentador para Tamaulipas y los tamaulipecos.

El sexenio comprendido entre 1987 y 1993 que gobernó el ingeniero AMÉRICO VILLARREAL GUERRA, es el último período constitucional que se recuerda por la honestidad política y el buen manejo de los recursos públicos. A partir del relevo del gobernador VILLARREAL GUERRA, Tamaulipas sufrió un cambio negativo, generador de informaciones relacionadas con saqueo del erario, colusión con el crimen organizado, uso del poder para venganzas políticas y otras prácticas al amparo del gobierno que ha convertido en millonarios a al grupo selecto en cada relevo sexenal.

Antecesores del ingeniero AMÉRICO VILLAREAL GUERRA fueron los gobernadores EMILIO MARTÍNEZ MANAUTOU, ENRIQUE CÁRDENAS GONZÁLEZ y MANUEL A. RAVIZÉ. MARTÍNEZ MANAUTOU, con perfil presidencial, finalmente fue ’contentado’ con la gubernatura tamaulipeca; CÁRDENAS GONZÁLEZ y su ’revolución verde’, también se identificó como un mandatario estatal represor, al grado que, en par de ocasiones, ordenó a porros universitarios quemar un medio informativo impreso al no tolerar las críticas fundamentadas.

Sin embargo, Tamaulipas comenzó a cobrar notoriedad negativa por lo excéntrico del gobernador MANUEL CAVAZOS LERMA, criticado por su informalidad al vestir en actos oficiales, por sus creencias esotéricas, por la atracción y gusto por mujeres muy jovencitas y, justo es precisarlo, por la ampliación del tramo carretero entre Matamoros (entronque a Valle Hermoso) y ciudad Victoria.

TOMÁS YARRINGTON RUVALCABA, de gustos más refinados, cambió el decorado campirano en Casa Tamaulipas, ejerció el poder a plenitud con la llegada del PAN a Palacio Nacional, escuchó ’el canto de las sirenas’ de los grupos delictivos en la región y se enriqueció en grado superlativo, sin tomar en cuenta el sofisticado sistema de fiscalización del gobierno de los Estados Unidos. Actualmente se encuentra en una prisión de la Unión Americana.

EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES siguió los mismos pasos de su antecesor en lo que se refiere a ’relaciones peligrosas’, enriquecimiento a más no poder, disfrutando cabalgatas en equinos y en ’caballos de acero’ (preferencia por las motocicletas Harley Dayvison) pero, el pero de siempre, cometió un grave error político: intentó por todos los medios posibles (mediáticos y de laboratorio en asfalto y concreto) para someter a juicio al entonces presidente panista de ciudad Reynosa FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, quien aguantó la embestida y salió airoso.

EGIDIO TORRE CANTÚ (el seductor de féminas, bueno, así se lo hacían creer) saqueó el erario tamaulipeco con la obra pública que él mismo se asignaba a través de sus empresas constructoras; se prestó para entregar a Tamaulipas al Partido Acción Nacional tras acuerdo cupular con el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO; nunca pudo resolver el asesinato de su hermano RODOLFO TORRE CANTÚ, quien se perfilaba como el sucesor de EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES, quien, para evitar suspicacias, designó a EGIDIO como el relevo en la candidatura tricolor a la gubernatura.

FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA, actual mandatario tamaulipeco, es acusado por la Fiscalía General de la República como probable responsable de los delitos de delincuencia organizada, operación con recursos de procedencia ilícita y fraude fiscal equiparado. GARCÍA CABEZA DE VACA enfrenta un juicio de desafuero en la Cámara de Diputados con el objeto de que la FGR pueda ejercer su acción, sin el fuero constitucional.

Bajo el presunto cargo de haberse apropiado de unas marismas en Altamira, Tamaulipas, la fiscalía estatal cabecista mantiene en prisión al exgobernador EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES. La lectura principal que priva entre la sociedad tamaulipeca es que se trata de un juicio político derivado de un intento fallido de HERNÁNDEZ FLORES para encarcelar y someter a juicio penal a GARCÍA CABEZA DE VACA.

Alguna corriente de opinión considera que la ’ley del karma’ alcanzó al ojiverde, aunque, eso sí, falló en su malévolo intento.

La pregunta es ¿seguirá manifestándose la ’ley del karma’?

DESDE EL BALCÓN:
I.-Por supuesto que es justa la petición de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) que preside JOEL AYALA ALMEIDA al solicitar la intervención directa del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR en la controversia derivada en el asunto de las pensiones de los trabajadores al servicio de los poderes del estado.
El cambio que pretende la Federación para calcular la pensión de los empleados no les favorece en lo más mínimo.

II.-Por cierto, ’alguien’ debiera seguir al ejemplo del Jefe del Ejecutivo Federal quien ha manifestado públicamente su negativa a la reelección para (ojo) dar paso al RELEVO GENERACIONAL.
Cierto, es como pedirle peras al olmo, pero…….

III.-Mañana martes, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) presentará en la Cámara de Diputados supuesta evidencia patrimonial muy comprometedora para el gobernador de Tamaulipas FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA. En el mismo contexto judicial, a EMILIO LOZOYA AUSTIN se le acaba el tiempo, no ha logrado probar sus acusaciones, por lo que podría estar a un paso del confinamiento carcelario.
Ni hablar.

Hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor