Nancy Flores | CONTRALÍNEA | Emmanuel Ameth Noticias

Embarrados Videgaray y Meade en los 1.5 mil millones a Vázquez Mota


Videgaray y Meade mientras se desempeñaron como titulares de Hacienda y Crédito Público autorizaron sobreejercicios multimillonarios al Instituto de los Mexicanos en el Exterior

Embarrados Videgaray y Meade en los 1.5 mil millones a Vázquez Mota

7,631 vistas

Noviembre 04, 2020 14:51 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Nancy Flores | CONTRALÍNEA › Emmanuel Ameth Noticias

Desde el inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray y José Antonio Meade fueron piezas claves en el esquema de beneficios por más de 1 mil 500 millones de pesos a la fundación Juntos Podemos, de Josefina Vázquez Mota.

Desde Hacienda, autorizaron acuerdos de ministraciones para entregar millones del erario al Instituto de los Mexicanos en el Exterior –al margen de los presupuestos de egresos aprobados por la Cámara de Diputados–, que terminaron en los bolsillos de dos organizaciones ligadas a la panista

En el esquema de beneficios por más de 1 mil 500 millones de pesos del erario federal que se orquestó entre la panista Josefina Vázquez Mota –a través de la fundación Juntos Podemos/Together We Can– y el expresidente Enrique Peña Nieto, las piezas claves de las transferencias multimillonarias fueron los exsecretarios Luis Videgaray Caso y José Antonio Meade Kuribreña.

Ello, porque cuando ambos se desempeñaron como titulares de Hacienda y Crédito Público autorizaron sobreejercicios multimillonarios al Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) –órgano desconcentrado de la Secretaría de Relaciones Exteriores–, cuyos recursos públicos fueron triangulados a dos organizaciones extranjeras afines a la ahora senadora de la República: AEM-USA Foundation y Parents Alliance (propietaria de la marca Supérate y Triunfa).

La ruta del dinero comenzó un año y medio después de que Vázquez Mota ayudara a “legitimar” la llegada de Peña Nieto a la Presidencia de la República. Y es que antes de que el entonces Instituto Federal Electoral anunciara las tendencias de la votación presidencial del 1 de julio de 2012 –y a pesar de las múltiples irregularidades, incluida la compra masiva de votos vía tarjetas Monex y el financiamiento ilícito–, la panista reconoció el triunfo del priísta.

Abandonada por Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox, quien fuera la primera candidata presidencial del derechista Partido Acción Nacional afirmó en un discurso de 30 minutos que respetaría los resultados de las urnas, porque el voto es el valor supremo en la democracia y con éste los ciudadanos deciden quién los gobernará.

Aquel “gesto” de la actual senadora allanó el regreso del Partido Revolucionario Institucional a Los Pinos en medio de los cuestionamientos del ahora presidente Andrés Manuel López Obrador, supuesto “segundo lugar” en aquella contienda y quien alegaba otro fraude electoral. La “lealtad” de Vázquez Mota a Peña Nieto no fue gratuita: se pagó con más de 1 mil 500 millones de pesos extraídos del erario de la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través del IME.

Año y medio después del apoyo que brindó a Peña Nieto, Vázquez Mota “aceptó” la invitación de la AEM-USA Foundation (Asociación de Empresarios Mexicanos) y otras cinco organizaciones radicadas en Estados Unidos –Parents Alliance, Latinos Together, Siempre México, Integra Institute y Unidos en Salud– para presidir de forma “honorífica” la recién creada fundación Juntos Podemos/Together We Can. Ésa fue la puerta para obtener centenas de millones de pesos del erario federal.

Y es que una vez que la panista asumió ese liderazgo, Hacienda le abrió la “chequera” desde el IME, a través de la partida 4000, “Transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas”. En dos investigaciones ordenadas en este sexenio –una de ellas hecha pública en la conferencia mañanera del presidente López Obrador– se documenta el papel de ambos exfuncionarios en la entrega de recursos públicos a dos de las seis organizaciones extranjeras fundadoras de Juntos Podemos/Together We Can.

En su calidad de secretarios de Hacienda, Videgaray Caso y luego Meade Kuribreña fueron quienes autorizaron –a través de la Subsecretaría de Egresos– los acuerdos de ministración de recursos que amparan todas las reasignaciones presupuestales –sobreejercicios del gasto– del IME, que terminaron en los bolsillos de las organizaciones afines a Vázquez Mota.

Videgaray –ahora señalado por la Fiscalía General de la República de incurrir presuntamente en el delito de traición a la patria– ocupó el cargo del 1 de diciembre de 2012 al 6 de septiembre de 2016 (tiempo en el cual se registraron 11 entregas de recursos a favor de las organizaciones ligadas a Juntos Podemos, entre el 18 de diciembre de 2014 y el 9 de agosto de 2016, por más de 1 mil 88 millones de pesos); y Meade, del 7 de septiembre de 2016 al 27 de noviembre de 2017 (cuando ocurrieron cuatro transferencias entre el 22 de septiembre y el 1 de diciembre de 2016, por más de 326 millones de pesos).

Los más de 1 mil 500 millones de pesos que el IME donó entre 2014 y 2016 no se etiquetaron originalmente por la Cámara de Diputados para ese propósito: en los presupuestos de egresos de la federación –de los ejercicios 2014 a 2016– estaban asignados a otras dependencias, pero fueron reasignados discrecionalmente desde las oficinas de la SHCP para beneficiar a Vázquez Mota.

La reasignación de presupuestos fue totalmente atípica, de acuerdo con los estados del ejercicio del presupuesto correspondientes a los años 2010 a 2019, año en el que se observa una caída millonaria en consonancia con la austeridad republicana ordenada por el presidente López Obrador.

De acuerdo con esos estados financieros, mientras que de 2010 a 2013 el IME ejerció lo etiquetado e incluso un poco menos (con excepción de 2012, el último año del gobierno de Felipe Calderón, cuando gastó poco más de 50 millones de pesos pese a que la Cámara de Diputados le había asignado 20.5 millones), a partir de 2014 empezó a presentar sobreejercicios multimillonarios autorizados por Hacienda, revelan los informes internos y también los reportes denominados Modificaciones al gasto público, aplicación de ingresos excedentes y otros conceptos de gasto.

Por ejemplo, en 2010 su presupuesto original ascendió a 18 millones 835 mil 255 pesos y gastó 18 millones 502 mil 279 pesos; para 2013 –el primer año de Peña– se le etiquetaron 19 millones 759 mil 919 pesos y su gasto ascendió a 18 millones 586 mil 634.

Pero en 2014 –cuando empezaron las transferencias a favor de los beneficiarios de Vázquez Mota–, la Cámara de Diputados le aprobó un presupuesto por 19 millones 800 mil pesos, pero Videgaray, desde Hacienda, le autorizó un gasto de 187 millones 600 mil 859 pesos (es decir, 167 millones 800 mil pesos de más), de acuerdo con el Estado del ejercicio del presupuesto de ese año.

De esos recursos, el IME transfirió aproximadamente 47 millones 894 mil 808.6 pesos (3 millones 249 mil dólares) al Consulado en Dallas, Estados Unidos, que a su vez fueron entregados –el 18 de diciembre­– a la AEM-USA Foundation, por intermediación de Vázquez Mota.

Para 2015 el incremento fue exponencial: la Cámara de Diputados aprobó un presupuesto al IME por 69 millones 393 mil pesos, pero Hacienda se lo incrementó a 501 millones 572 mil 610 pesos mediante acuerdos de ministración de recursos (un sobreejercicio de 432 millones 179 mil 610 pesos).

En ese ejercicio, por las gestiones de Vázquez Mota ante la SRE –entonces encabezada por el excandidato presidencial Meade–, dos organizaciones afines a la panista consiguieron hacerse de aproximadamente 364 millones 567 mil 787.54 pesos (21 millones 135 mil 957.35 dólares): 183 millones 811 mil 812.51 pesos para AEM-USA (en cuatro entregas, a cargo de la Embajada de México en Estados Unidos y el Consulado en Los Ángeles) y 180 millones 755 mil 975.03 pesos para Parents Alliance (en una entrega, por parte del Consulado en Dallas).

En 2016, aunque el presupuesto original ascendía a 59 millones 68 mil 228 pesos, la SHCP le autorizó ampliaciones en su gasto hasta alcanzar los 955 millones 269 mil 191.42 pesos (por lo que se sobreejercieron 896 millones 200 mil 963.42 pesos).

Para ese año, el IME echó mano hasta de sus “ahorros” para destinar 1 mil 2 millones 391 mil 251.88 pesos a AEM-USA Foundation y Parents Alliance (y su marca Supérate y Triunfa). Del monto total, 676 millones 330 mil 211.92 pesos corresponden al periodo en el que Videgaray aún era titular de Hacienda, mientras que el resto –326 millones 61mil 39.96 pesos– se dio cuando Meade ya había asumido el cargo.

En aquel ejercicio, AEM-USA Foundation recibió 516 millones 53 mil 161.6 pesos, mientras que Parents Alliance-Supérate y Triunfa obtuvo del erario mexicano 486 millones 338 mil 90.28 pesos.

Además de estos recursos operados con base en “órdenes superiores” o “memorándums de entendimiento sobre cooperación” entre los consulados involucrados y las organizaciones, la intervención de Vázquez Mota en los presupuestos del IME fue más allá: también participó en la asignación de las IME-Becas (ayudas del órgano desconcentrado de la SRE “para apoyar la educación de adultos y de jóvenes mexicanos en diversas modalidades de educación media y superior”).

Y es que Juntos Podermos/Together We Can figuró –junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores, el IME y su área IME-Becas– como una de las convocantes y jurado para elegir a quiénes se beneficiaba con estos otros recursos, también extraídos de la partida 4000. Con información de Nancy Flores | CONTRALÍNEA

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor