#La 4T atenta contra la nutrición de los niños y adultos mayores


#La 4T atenta contra la nutrición de los niños y adultos mayores

5,141 vistas

Agosto 10, 2020 14:49 hrs.
Política Nacional › México Estado de México
portalmexiquense.com.mx › Portal Mexiquense.com.mx


Fernando González

Esta primera semana de agosto, una noticia llamó la atención de varios medios de comunicación: la Iniciativa legislativa presentada por una diputada local de Morena, del Congreso de Oaxaca, para regular la venta de la llamada ’comida chatarra’ a los niños. El proyecto de ley pretende evitar el consumo de este tipo de alimentos, destaca la prohibición de venta a los niños en tiendas, escuelas, en general en los espacios públicos y privados.

El proyecto causó inquietud a favor y en contra, incluso políticos de la 4T se pronunciaron para que el Poder Legislativo federal promueva y formule su aplicación en todo el País (recordemos que hace ya varios años la OMS -Organización Mundial de la Salud- señaló que México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil).

Pero, nuevamente aparece la doble moral de la 4T, porque en la misma semana, la empresa Liconsa S.A de C.V., que desde hace 76 años lleva el Programa de Abasto Social de Leche y se responsabiliza de nutrir a millones de niños y ancianos en todo el país a través de puntos de venta, lecherías, tiendas de abasto, camiones, etc., decidió aplicar una disminución a su producción y venta de leche; sin previa notificación los beneficiarios fueron sorprendidos con el recorte arbitrario de la dotación general, dicen que entre el 20 y 30 por ciento. Esta injusta medida originó que varias familias, que cuentan con la llamada tarjeta de leche del Padrón de Beneficiarios, se quedaran sin su dotación semanal.

La paraestatal publicó un comunicado argumentando la falta de pago de los encargados de la concesión quienes venden la leche subsidiada. Por esa razón, Liconsa cree que está plenamente justificada su improcedente acción, sanciona a los deudores afectando a niños y ancianos.

No es la primera ocasión que el Gobierno Federal en turno arremete contra el programa leche; argumentó que el subsidio atenta contra la libre competencia de mercado, pues al vender leche de calidad a un precio muy inferior al de la leche comercial daña los interés de los productores privados, por eso los gobiernos han intentado eliminarlo, ya sea por la duplicidad de subsidios gubernamentales, la reducción de la edad de la población objetivo, el cierre de puntos de venta en AGEB´s no prioritarios, entre muchos otros; pero, afortunadamente, la afinidad del programa con la población, principalmente urbana, ha impedido el fatal cierre del programa público, porque millones de mexicanos aceptamos como parte de nuestra historia y alimentación a la ’leche Liconsa’.

Recordemos que el actual director general de Liconsa, Ignacio Ovalle, viejo servidor público que desde la década de los años 70´s participa en la función pública, es conocido por su experiencia liquidacionista de los programas sociales; le correspondió acabar con el programa de subsidio a la Tortilla, aquel famoso y útil apoyo de kilos de tortilla gratis a las familias en pobreza. Ahora, la 4T lo que en realidad busca es terminar con la entrega de leche subsidiada a las familias en pobreza alimentaria.

Desde el inicio de su gobierno la mal llamada 4T ha instrumentado medidas para deteriorar el programa de leche; pretendió intervenir la selección de beneficiarios involucrando a los parcializados ’Siervos de la Nación’, todos conocemos la manera de registrar e incorporar a los beneficiados de los programas sociales de AMLO. Además, intencionalmente, la Empresa ha disminuido la calidad de la leche, argumentando que el ’nacionalismo’ del actual gobierno Federal les obliga a comprar el producto a los productores lecheros nacionales, pero lo que en realidad ocasionaron es que la leche llegue a la familia con un sabor insípido, con olor y color desagradable, varios beneficiarios han denunciado que la leche se echa a perder inmediatamente, aún refrigerándola. Es evidente que esta es una estrategia de la 4T para desgastar y disminuir el interés por el consumo de leche Liconsa.

Finalmente, la sanción de dejar sin leche a las familias pobres impuesta por el gobierno Federal, en el pico más alto de la pandemia y después de que organismos internacionales y nacionales han alertado a México por la grave crisis alimentaria que causa el desempleo y la falta de apoyos directos del mismo gobierno, es otro atentado contra la vida de millones de mexicanos en pobreza extrema y pobreza.

Liconsa, con la dirección general de Ignacio Ovalle, ha sido señalada de múltiples actos de corrupción por la asignación sin licitación de cuantiosos recursos públicos a amigos o proveedores afines.

¿Qué sería más urgente, investigar y sancionar esa probable corrupción o castigar a los niños y ancianos quitándoles el consumo de un nutriente vital para su desarrollo y supervivencia?

¡Inmoralidad cuatrera!
¡Defendamos a nuestra niñez y a nuestros adultos de la tercera edad!

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor