La Opinión


La herencia maldita de López Obrador.

La Opinión
Periodismo
Mayo 17, 2024 17:55 hrs.
Periodismo ›
Luciano Tapia › Portal Mexiquense.com.mx

8,311 vistas

Julio César Tapia

Tras 18 años de campaña política, López Obrador llegó a la presidencia y durante su gestión hizo lo mismo todos los días, mas que preocupado en las actividades de su encargo, se dedico a calificar y descalificar a los actores en contra de su gobierno, y de quienes piensan en contra de él, pareciera que ese profesional de la política, si así, se le puede llamar, acumulo odio, rencor, pero principalmente obsesión por el poder, sin embargo, dice llamarse demócrata, cuestionando movimientos sociales, partidos y personajes de la izquierda en contra de su monarquía, hoy día continua desde las mañaneras como un operador político de su movimiento y quien no lo haría, si está en juego además del erario millonario que se asignan a los partidos, también el poder de mando que deja la política desde los cargos de elección popular a nivel municipal hasta la presidencia de la república; Andrés Manuel, entendió en la gobernanza, un principio básico para mantener el poder, ’divide y vencerás’, como una estrategia para ganar o mantenerse el poder, orientada a sembrar la discordia y a introducir elementos de todo tipo, para debilitar a posibles oponentes y/o a usar sus propias potencialidades para influenciarlos unos contra otros, utilizando la mañanera como un arma política en la que día tras día, mantenía ocupada a la sociedad, tras espectaculares historias de beisbol, clases de historia y descalificaciones, dignas de un mandatario, que critico a una clase trabajadora que obvio, aspira a mejores condiciones de vida, sin embargo este los califico de aspiracioncitas, como si viviéramos en un país, que no lo merecemos, o bien para transitar bajo un régimen que limita o nos debe prohibir hacia un mejor porvenir, ya de por sí, somos herederos de gobiernos que no han sacado a México de la pobreza, porque sexenio tras sexenio hemos dejado la miseria, sin embargo, en México las cosas siguen igual o peor, y es que este gobierno, minimizo el problema de la inseguridad, a cambio de gobernanza, pero el tema que salió de sus manos, y hoy día es una crisis que impacta en la economía nacional e internacional, porque la delincuencia se apodero de las calles al hacer de la extorsión su caja chica, incluso al tolerarlos cogobiernan y se vuelven cómplices, pues estos grupos se apoderaron de terrenos a la mala, lo que incrementa el desplazamiento a lo largo y ancho del territorio, para hacer sus propios cultivos como el del aguacate y lavar dinero, sin problema alguno, la explotación de la tala inmoderada que ha terminado con parques, bosques estatales y nacionales para la venta de maderas, sin que el gobierno haga nada, de la explotación de recursos minerales sin permisos y licencias, la seguridad y procuración de justicia, son una herencia maldita que López Obrador, no quiso y supo hacer frente, con y sin guardia nacional, los números van a la alta, periodistas, ambientalistas, defensores de derechos humanos y del territorio, políticos, activistas, y diversos ciudadanos pierden la vida, México se tiñe de sangre sexenio tras sexenio, y si es obvio, este gobierno paso a la historia, pero como el peor, no hay estado de la republica que este libre de violencia, y si no paso nada, es porque no quiso que pasara, a cambio deja una herencia maldita que podría continuar, será pertinente legislar y acotar al ejecutivo, así como a cualquier servidor y funcionario para que en las próximas contiendas electorales se prohíban pronunciamientos oficiales y solo se restrinjan a temas de seguridad nacional, porque las mañaneras no cumplen el propósito de informar las acciones de gobierno.

Soy Julio Tapia y me puedes seguir en Despacho Jurídico Tapia y Asociados

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

La Opinión

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.